Blog

Te sorprendería saber cuántas personas vienen a Vía Rápida Autoescuela desde otras autoescuelas. Están decepcionados, y en ocasiones incluso frustrados, sin mucho ánimo para continuar…

Nos confiesan que en su día se dejaron llevar atraídos por una buena oferta en las clases prácticas, pero que no han encontrado lo que necesitan.

Se arrepienten de haber invertido su dinero, tiempo y energía en el sitio equivocado.

No caigas en el mismo error que ellos. Elige bien, pues seguro que no quieres tener que pasar por ese mal trago.

 

ACONSEJAMOS a los jóvenes que quieran obtener el permiso que elijan con todo cuidado su autoescuela, para lo cual ofrece una serie de recomendaciones.

Ocho claves a tener en cuenta antes de matricularse

1. Una vez localizado el centro, es conveniente preguntar a familiares, amigos o antiguos alumnos que hayan pasado por la autoescuela cuál fue el trato recibido y qué resultado obtuvieron.

2. Solicitar información en la autoescuela. Esta debe ser clara y concreta e incluir con todo detalle los horarios de las clases teóricas y prácticas, así como sus precios.

3. Leer con detenimiento el contrato por si contuviera alguna cláusula abusiva. Si la autoescuela dispone de una oferta, cerciorarse de que está reflejada fielmente en el contrato. Guardar la publicidad con la oferta, junto con la copia del contrato.

4. Asegurarse de que los importes y conceptos que se cobran son los especificados en el contrato.

5. Exigir el justificante de todos los pagos que se realicen.

6. La enseñanza de la conducción es un todo. Las clases teóricas son tan necesarias e importantes como las clases prácticas. El alumno hará bien en exigir una formación de calidad desde el principio. Debe pedir que le expliquen de un modo razonado la materia, de modo que pueda comprenderla y asimilarla perfectamente.

7. Las clases prácticas deben servir para aplicar lo aprendido en las clases teóricas. Es obligación del profesor orientar el aprendizaje, corregir los errores del alumno e informar con toda veracidad a éste sobre sus progresos.

8. Todas las autoescuelas de conductores están obligadas a tener hojas de reclamaciones. Si es preciso, el alumno debe exigirlas.

CNAE también recuerda que los folletos publicitarios de las autoescuelas son contractuales y el alumno puede exigir las condiciones ofertadas y, si considera que éstas no se ajustan a lo anunciado, ponerlo directamente en conocimiento de los servicios de consumo de su comunidad autónoma, o bien dar parte a cualquier asociación de consumidores.